Salud para tus plantas

FERTILIZANTES NPK

Tanto si queremos optar por un fertilizante inorgánico, como orgánico, hay que conocer el suelo de nuestra planta, si el sustrato lleva la composición NPK, y en que proporción (en la información de nuestro sustrato nos indicará proporciones y más detalles). De este modo sabremos si hay que regular la dosis o por lo contrario comenzar a abastecer porque tiene carencia de estos elementos.

¿Cómo detectar que nuestro jardín o plantas tienen insuficiencia de estos componentes?
  • Hojas que cambian de color, de tono verde claro a convertir partes o su totalidad en amarillas.
  • Débiles, flacuchas, raquíticas.
  • Quemaduras en el limbo (borde la hoja), incluso llegando al interior.
  • En hojas más viejas (no confundir en hojas jóvenes que suele ser por falta de hierro, exceso o escasez de agua).
  • Manchas blancas
  • Erosiones blancas en cactus y suculentas.
  • Nervaduras débiles,.
¿Cómo podemos hacerle llegar ese componente?

Tenemos que actuar a tiempo, antes de que cualquier anomalía afecte a las nervaduras* de las planta.

* distribución de los nervios que componen el tejido vascular de la hoja de una planta. Un sustrato saludable con sus elementos esenciales, provocará que la axila de hoja, potencie proteína a la nervadura. Si no cuidamos desde abajo, no podremos beneficiarnos de que la planta, hojas, flores, haga su fotosíntesis correctamente. 

Existen dos maneras que podemos agregar NPK, a nuestras plantas.

1. De manera orgánica:

Ingredientes naturales, que no perjudican el medio ambiente. Sin combustibles fósiles, no requieren del proceso industrial para su fabricación.

En el vídeo IGTV de la reproducción de una Sansevieria, explico como usar estos fertilizantes.

2. De manera ecológica o inorgánica:

Combinaciones químicas. Utilizar fertilizantes comerciales con alto contenido en estos componentes. Recomiendo fertilizantes (en tiendas especializadas) que su composición sea Nitrógeno, Fósforo y Potasio (NPK), deben tener la fórmula 10-10-10 (máximo en plantas de interior/exterior) o 15-15-15 (huertos, jardines)

Cualquiera de las dos maneras son viables, ya que los fertilizantes con estos elementos, son esenciales en nuestras plantas una vez al año. En mi caso tiendo a usar esa combinación de manera orgánica, pero cuando nuestro jardín, o planta está muy perjudicada y quieres una curación rápida, hay que recurrir a métodos inorgánicos o comodidad ante productos ecológicos, ya formulados, ya que sino su recuperación será más lenta, ocasionando la caída de la hoja. Hasta llegar a ser letal para la planta.

Páginas: 1 2 3

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *