Cuida de tu salud

Los 4 mejores Aceites para el cabello

Los aceites naturales aportan múltiples beneficios, vitaminas que hidratan, nutren el cabello, generan suavidad, y penetran en las fibras capilares con más facilidad. Esto se debe a la extracción de las semillas de los frutos secos o los frutos oleaginosos. Deben ser 100% prensados en frío, para que se mantengan intactos sus principios activos; propiedades y componentes.

Los productos comerciales utilizan aceites minerales que derivan del petróleo, esto desemboca en que al usarlos impida que los poros respiren, y sus propiedades pierdan los beneficios. Lo que más nos debe impactar no es solo que no transpire el cuerpo capilar, sino que usar constantemente productos químicos en nuestro cabello, acaba alterando nuestra termorregulación, y esto provoca que los folículos pilosos mueran y el cabello se caiga. Y comienzan a aparecer patologías complicadas de tratar. Afectando incluso a nuestro sistema nervioso, ocasionando baja autoestima, mal desarrollo social. Desembocamos unas acciones que se pueden evitar.


Existen aceites con un sinfín de beneficios, pero a continuación les quiero contar el porqué estos 4 Aceites Naturales, son tan importantes para la salud de nuestro cabello.


ACEITE DE ARGÁN

Denominado «oro líquido» por sus increíbles cualidades, contiene grandes cantidades de beneficiosos nutrientes, entre ellos la vitamina E y los ácidos grasos. Un aceite acertado para el pelo y el cuero cabelludo.

La vitamina E promueve el crecimiento sano ya que los antioxidantes que contiene ayudan a estimular las células y potenciar su desarrollo.

BENEFICIOS

  • Humectante natural para mantener el cabello suave,
  • Hidratante el cuero cabelludo para combatir la caspa y la sequedad.
  • Debido a su alto contenido en vitamina E, puede convertir un crecimiento fuerte, en lugar de un cabello fino y quebradizo.
  • Repara los daños agresivos de tratamientos de alisados o permanentes. Es el único aceite que recupera un 80% del cabello ya estropeado por los productos sintéticos.

Si se tiene el cabello dañado, ya sea por patologías, desequilibrios hormonales, estrés, productos químicos, uso excesivo de secadores, planchas. Se debe usar 2-3 veces por semana.

¿Para qué usarlo?

ACONDICIONADOR SIN ACLARADO

Es un excelente acondicionador sin aclarado. Es ideal para ayudar a prevenir el encrespamiento, mientras que también repara las puntas abiertas. Ademas de aportarle suavidad, y un brillo extra.

Muchos acondicionadores sin aclarado son grasientos o hacen que el cabello sea fibroso. El aceite de argán es exactamente lo contrario. Hace que el pelo sea más fácil de peinar y, usando la cantidad correcta, se absorbe fácilmente y no deja residuos grasos.

¿Cómo?

  1. Empezar con una gota calentándola en la palma de la mano
  2. Extender el aceite con los dedos por todo el pelo, húmedo o secado con una toalla, prestando atención en las puntas del pelo
  3. Después aplicar aproximadamente otra gota en el cuero cabelludo
  4. Asegurando de masajear las puntas y el cuero cabelludo para estimular el crecimiento del pelo y tratar las puntas abiertas.

PEINADO

Las lacas, los geles y las espumas para el pelo se utilizan para fijar el cabello y mantenerlo en su lugar. Sin embargo, contienen sustancias químicas dañinas para el pelo.

Es un excelente sustituto enriqueciendo el cabello con nutrientes y reparando daños.

  • Este aceite hará que sea manejable además de aportar suavidad y fuerza a largo plazo, con un brillo inmediato.
  • Un excelente para «domesticar» el cabello rizado. Ayuda a definirlos.
  • Es sérum natural para usar tras un alisado.

¿Cómo?

  1. Si tienes el pelo seco, frotar unas gotas entre tus palmas. Peina asegurando una distribución uniforme. No usar demasiada para que se absorba fácilmente y no se apelmace en los filamentos.
  2. Si el pelo es rizado, poner unas gotas en la palma de la mano. Aplicar sobre el pelo centrándote en los extremos de los rizos.

MASCARILLA

El uso del aceite como mascarilla hará que el pelo absorba la mayor cantidad posible de nutrientes. Un tratamiento por unas horas o durante la noche.

Si el pelo está seco y quebradizo, se puede utilizar como mascarilla una vez a la semana para mantener un cabello más sano.

Si el pelo está saludable, una mascarilla cada 15 días será suficiente para el pelo. De lo contrario, el aceite podría sobrecargar el cabello y tener el efecto contrario al que se espera.

¿Cómo?

  1. Calienta unas gotas de aceite en tus manos
  2. Masajéalo en el cuero cabelludo y a lo largo del pelo hasta las puntas
  3. Envuélvelo en una toalla o en un gorro de ducha. Así ayudas a retener el calor natural del cuerpo permitiendo que el aceite penetre mejor.
  4. Deja el tratamiento por unas horas o toda la noche (hazte una trenza o átalo suavemente).
  5. Luego lava tu cabello con tu champú habitual aclarándolo muy bien.

ACONDICIONADOR

  • Reemplazar el acondicionador habitual por aceite de argán, enseguida se nota la diferencia.. Frotar suavemente sobre el cabello después del champú y aclarar con agua tibia.
  • También se puede mezclar con el acondicionador y aplicarlo sobre todo el cabello, especialmente en las puntas. Dejar actuar durante 30 minutos y aclarar con agua templada.

Contraindicaciones

El Aceite de Argán, es válido para todo tipo de pieles pero no ocurre igual con el cabello.

Si el pelo es muy graso no se debe usar ya que el exceso de grasa puede causar inflamaciones en el cuero cabelludo y la caída del pelo. Sin embargo se puede mezclar infusiones de hierbas como; La Cola de Caballo, esto hará que sus ácidos grasos disminuyan y sea posible aportar nutrición a un cabello graso.

No se debe utilizar antes del secador, plancha, utensilios de calor, pues el aceite expuesto a altas temperaturas puede freír y dañar el pelo. La recomendación es aplicarlo en el cabello solo después para protegerlo de los posibles daños.

También es conveniente evitar la exposición solar excesiva.

Páginas: 1 2 3 4

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *